domingo, 18 de junio de 2017

Cosas de Verano

1. Aporta color a tu jardín
El verano es la estación más alegre del año y en la que más tiempo pasamos al exterior, aprovecha para  poner pequeñas notas de color en tu jardín o terraza mediante flores, plantas, macetas divertidas, regaderas decorativas, etc. 

Regadera Socker 9,99 Eur de Ikea 

2. Disfruta de las noches de la ciudad
Si por diversos motivos tienes que pasar el verano en tu ciudad aprovecha para hacer planes diferentes al aire libre. Seguro que todavía te quedan muchos rincones por descubrir.

Lago de Boadilla Beach Club (Madrid) 

3. Aprovecha las terrazas 
Una de las ventajas del buen tiempo es la llegada de las deseadas terrazas que cada año nos refugian para soportar el calor...unas son más gastronómicas y otras perfectas para disfrutar de un trago largo. 

Mesón gallego O´Carro (Boardilla del Monte, Madrid)

4. Tribal 
Aprovecha el verano para darle un giro a tus estilismo y vuelve a los orígenes con el uso de motivos tribales, dibujos animales y estampados salvajes. Acompaña los looks con complementos como brazaletes de madera, colgantes XL, sombreros de rafia, etc. 

Pendientes Mango 9,99 Eur. 

5. Aficionate al rico gazpacho
Sopa fría perfecta para la época estival. 
Del gazpacho existen tantas recetas como gente que lo prepara. Hay recetas que incluyen zanahorias, otras que quitan la piel a los tomates, las hay con manzanas y pepinos y últimamente se ha opuesto muy de moda el gazpacho de sandía, de melón, cerezas, etc.


6. Mima tu piel 
No te olvides de protegerla de los rayos ultravioleta y de hidratarla muy bien, ya que el calor hace que se deshidrate. 
No te olvides de cuidar la alimentación (priorizando el consumo de frutas y verduras) y las horas de sueño (las células se recuperan mientras dormimos).

Crema facial de Nivea 10,40 Eur en CARREFOUR. 

7. Usa sandalias
El complemento más divertido y fresquito del verano. 

Sandalias de Martinelli 109 Eur. 

lunes, 12 de junio de 2017

Camino de Santiago

El Camino de Santiago es una ruta que recorren caminantes de todo el mundo para llegar a la ciudad de Santiago de Compostela. 

En el año 2004, esta ruta recibió el Premio Principe de Asturias de la Concordia, como lugar de peregrinación y de encuentro entre personas y pueblos que, a través de los siglos, se ha convertido en 
símbolo de fraternidad europea. 

¿Por qué hacer el Camino de Santiago?

Tener una petición para el apóstol, puede ser una gran motivación. 
Por otra parte, se dice que todo peregrino llora al menos una vez durante el camino, así que puede ser una buena opción para liberar tensión acumulada.

Además el Camino y su inmisericorde exigencia de voluntad de seguir adelante es una manera de volver a sentirse hombre.

Encontrarse a uno mismo, ponerse en forma, adelgazar o reencontrarse con la verdadera solidaridad (ningún peregrino dejará de parar ante otro caminante que necesite de su ayuda) pueden ser otros buenos motivos para realizar el camino.

De León a Santiago de Compostela 

Aunque hay diferentes rutas, os hablaré de la que realizamos nosotros.

Comenzamos en la ciudad de León, después nos dirigimos a Astorga y posteriormente realizamos distintas paradas en Molinaseca (villa medieval de las más importantes del Camino de Santiago
situada en la provincia de León) y en Villafranca del Bierzo (situado en la comarca de El Bierzo).

Ya en Galicia, visitamos Puertomarín (situado a orillas del río Miño) y Arzúa (donde dormimos en el Pazo de Santa María, opción muy recomendable de alojamiento) para llegar finalmente a Santiago de Compostela.

Cada uno de los pueblos y ciudades que visitamos tenía un encanto especial además de una gastronomía espectacular.

Molinaseca (León)

Villafranca del Bierzo (León)

Río Miño a su paso por Portomarín (Lugo)

Para completar el viaje visitamos Finisterre (el fin de la tierra) donde en épocas anteriores los peregrinos quemaban sus ropas.


Hay un antes y un después en tu vida después de hacer el camino...una experiencia muy recomendable.
¿Te apuntas?